Ir al contenido principal

De prevaricato arbitral y otras perlas




Ya venimos escuchando, demasiadas veces, que litigantes inescrupulosos quieren manipular un arbitraje amenazando y denunciando a árbitros imparciales por lo que se les ocurra, entre otras perlas alegando supuestas asociaciones para delinquir, cohecho o prevaricato.

Si hay un reclamo sobre la imparcialidad o competencia del árbitro hay que recurrir, si se actúa de buena fe, a las figuras de la recusación o la excepción de incompetencia. Pero esas vías son demasiado transparentes para algunos inescrupulosos, quienes entienden que recorrerlas no les deparará ningún resultado.

Ellos gustan trasladar al mundo arbitral viejas estrategias procesales que les han dado algún rendimiento en el terreno judicial. Su propósito es solo amedrentar, pues no tienen, en un ambiente judicial ordenado y donde se respete el debido proceso, ninguna posibilidad de éxito.

Las armas que malamente apuntan contra árbitros íntegros sólo tendrán efecto si los tomadores de decisión tienen miedo y por ello se apartan del proceso arbitral. Pero si los árbitros mantienen firmeza y repelen el ataque, lamentablemente insumiendo tiempo y nervios en explicaciones de Perogrullo ante las autoridades penales, lograrán demostrar la mala fe de los atacantes.

Ellos, al final del día, tendrán que abandonar sus amenazas y estratagemas porque serán probadamente inefectivas.

Es tiempo de poner en su sitio a abogados que no honran el juramento que hicieron, al menos cuando se incorporaron al Colegio de Abogados de Lima, en cuya insignia reza “Defiende causas justas”· Tal vez nunca las hayan defendido, y ojalá se extingan en una sociedad cuya ciudadanía reclama cada vez más transparencia, decencia y justicia.


Comentarios

Ricardo, en esta publicación, hace un análisis claro, preciso y sintético de la situación. Mi experiencia me dice que, sin lugar a dudas, la mejor forma de luchar contra la corrupción es de forma sistémica, en equipo y con pensamiento preventivo. Así, ya sería hora de pensar en agruparnos o asociarnos, aquellos que confiamos en la limpieza y bondades jurídicas del arbitraje. Saludos a todos,
Oscar Quijano.

Entradas populares de este blog

OCMA, defecto de motivación y disciplina judicial

En la investigación  239-2014 Del Santa , publicada en enero de 2016, OCMA ha pedido la destitución de juez Abel Ever Gutiérrez Aponte por inexistencia de motivación, motivación aparente e insuficiente en tres decisiones adoptadas en el marco de un proceso penal. En dicho proceso estuvo involucrado el señor César Álvarez, entre otros cómplices, ex presidente regional de Ancash, por un sonado caso de corrupción.

El ex presidente regional  se excluyó de dicho proceso penal al ganar una acción de habeas corpus. En las tres resoluciones que firmó el juez Gutierrez, él consideró que si el señor Álvarez, acusado como autor de los delitos investigados ya no estaba en el caso penal, no podría continuar el caso contra los acusados como cómplices. Este argumento, apreciado individualmente, no luce descabellado.

Pero la fiscalía promovió una apelación al discrepar de la motivación del juez Gutierrez, por lo que la Sala Penal decidió que había otros elementos en el marco de la investigación prel…

Justificación interna y externa de un buen argumento

Me han pedido a propósito de un taller de argumentación en OSIPTEL que proponga un esquema de argumentación que resuma las condiciones mínimas para predicar la fortaleza de una argumentación.

Para ello, tomo aquí la distinción estándar aceptada en las teoría de la argumentación, entre justificación interna y externa.

Una decisión es fuerte y consistente lógicamente cuando tiene justificación interna. Como puede verse en el silogismo del gráfico 1, si la premisa mayor que contiene la norma gobernante del caso es: "el que robe será penado" y la premisa menor que contiene el hecho del caso es: "Juan ha robado", entonces se sigue deductivamente como conclusión que "Juan será penado". No hay otra conclusión posible dadas aquellas dos premisas.

Pero esto no basta, pues aún no hemos demostrado la corrección material de cada una de las premisas, pues esto es propio de la justificación externa. Ahora vean el gráfico 2 seguidamente:


Como puede observarse, en la ju…

Clasificar casos fáciles, difíciles y trágicos, es una tarea judicial?

En junio de 2014 el Consejo Nacional de la Magistratura publicó el precedente 120-2014, con carácter vinculante, después de más de diez años de evaluación sobre los criterios que emplea para medir la calidad de las decisiones de juezas y jueces peruanos.

Tomando como referencia mas de 1,500 procesos de ratificación judicial, evaluación que el Consejo aplica cada siete años a los magistrados para confirmarles o no en sus cargos, el Consejo ha hecho una lista de los errores más frecuentes que suelen cometer, entre ellos destacan los siguientes:
Falta de ordenAusencia de claridadErrores sintácticos y ortográficosRedundanciaIncongruenciaInsuficiencia argumentativaCitas impertinentes de jurisprudencia y doctrinaTranscriben normas sin interpretarlasTranscriben medios probatorios sin valorarlos

Estamos de acuerdo con estos señalamientos. Hace mucho venimos insistiendo en que la calidad de decisiones judiciales debe medirse conforme con los criterios aportados por la teorías de la argumentación …