Ir al contenido principal

Arbitraje en compras públicas, entre sueño y realidad

Resultado de imagen para imagen construccion carretera alta calidad


En el II Congreso anual de contrataciones con el Estado organizado la semana pasada por la Cámara de Comercio de Tacna, Perú, un grupo de expertos comentó el nuevo reglamento de la LCE Nº 30225, decreto supremo Nº 350-2015-EF.

Se inició con aspectos vinculados a la gestión por resultados como una finalidad de la nueva ley y reglamento. Uno de los expositores pidió que no olvidemos los sueños de la contratación pública, que tienen al contrato solo como un medio para satisfacer las necesidades de la población con bienes, servicios y obras hechas con eficiencia y eficacia.

 Al día siguiente varios expositores se enfocaron, por contrario, en las desventuras que en realidad presentan los procesos de contratación con el Estado. Nos recordaron que expedientes técnicos mal elaborados, partidas presupuestales no contempladas, selección basada solo por precio (el más bajo) antes que por las ofertas de mayor calidad, mala o ausente gestión contractual, entre otras desgracias, aunadas a una deficiente defensa legal, provocaban muchos arbitrajes en los que, se quejaba amargamente la Contraloría General de la Republica, el Estado perdía 7 de cada 10 casos.

En un país como el nuestro los dulces sueños están a miles de kilómetros de la amarga realidad. Para acortar esta brecha, más allá de cambios normativos (que solo son un conjunto de reglas de juego) debemos hacer espacio para un “juego bonito” que depende de la capacidad, competencia e integridad de contratistas y compradores públicos. En especial, en contratos complejos y de ejecución dilatada como los de construcción, tanto la asignación de riesgos plasmados en el contrato como una eficiente gestión del avance de la ejecución contractual son piezas claves para el logro de los resultados esperados.


Jugadores, aprendamos a jugar y no dejemos de entrenar, acortemos la distancia entre los dulces sueños a los que todas las peruanas y peruanos tienen derecho y la hoy amarga realidad.


Versión diario El Peruano:

Comentarios

ARCHER SHARIEL ha dicho que…
excelente informacion sobre el proceso con un buen arbitraje en cuanto a lo que se plantea

Entradas populares de este blog

Justificación interna y externa de un buen argumento

Me han pedido a propósito de un taller de argumentación en OSIPTEL que proponga un esquema de argumentación que resuma las condiciones mínimas para predicar la fortaleza de una argumentación.

Para ello, tomo aquí la distinción estándar aceptada en las teoría de la argumentación, entre justificación interna y externa.

Una decisión es fuerte y consistente lógicamente cuando tiene justificación interna. Como puede verse en el silogismo del gráfico 1, si la premisa mayor que contiene la norma gobernante del caso es: "el que robe será penado" y la premisa menor que contiene el hecho del caso es: "Juan ha robado", entonces se sigue deductivamente como conclusión que "Juan será penado". No hay otra conclusión posible dadas aquellas dos premisas.

Pero esto no basta, pues aún no hemos demostrado la corrección material de cada una de las premisas, pues esto es propio de la justificación externa. Ahora vean el gráfico 2 seguidamente:


Como puede observarse, en la ju…

Clasificar casos fáciles, difíciles y trágicos, es una tarea judicial?

En junio de 2014 el Consejo Nacional de la Magistratura publicó el precedente 120-2014, con carácter vinculante, después de más de diez años de evaluación sobre los criterios que emplea para medir la calidad de las decisiones de juezas y jueces peruanos.

Tomando como referencia mas de 1,500 procesos de ratificación judicial, evaluación que el Consejo aplica cada siete años a los magistrados para confirmarles o no en sus cargos, el Consejo ha hecho una lista de los errores más frecuentes que suelen cometer, entre ellos destacan los siguientes:
Falta de ordenAusencia de claridadErrores sintácticos y ortográficosRedundanciaIncongruenciaInsuficiencia argumentativaCitas impertinentes de jurisprudencia y doctrinaTranscriben normas sin interpretarlasTranscriben medios probatorios sin valorarlos

Estamos de acuerdo con estos señalamientos. Hace mucho venimos insistiendo en que la calidad de decisiones judiciales debe medirse conforme con los criterios aportados por la teorías de la argumentación …

Caso Llamoja, por qué no mezclar papas con camotes

En el famoso caso Giuliana LLAMOJA HILARES, nuestro Tribunal Constitucional fijó en el año 2008 la lista de malas prácticas en que jueces peruanos incurren respecto al deber de motivación judicial[1].
El fundamento siete de dicha sentencia (expediente 728-2008/HC/TC) consigna seis errores frecuentes de motivación, a saber:
a)Inexistencia o motivación aparente, b)Falta de motivación interna, c)Deficiencia de motivación externa, d)Motivación insuficiente, e)Motivación sustancialmente incongruente, f)Motivación cualificada.
Para entender esta clasificación, la misma que no pretende hacer distinciones lógicas sino simplemente es una lista de malos ejemplos y errores a evitar, es fundamental entender la distinción básica entre justificación interna y justificación externa de un argumento jurídico.
Para decirlo en muy pocas palabras, la justificación interna equivale a la estructura lógica del argumento. Toda decisión judicial que afecte la esfera jurídica de un ciudadano o ciudadana debe seguir nec…