Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2015

Arbitraje y sindéresis

La sindéresis es definida por el diccionario de la Real Academia Española como la capacidad natural de juzgar rectamente. Poca gente conoce esta palabra, pero todos usamos el concepto en mayor o menor medida.
Esa capacidad la necesitamos a gritos en el arbitraje nacional. Hace años, cuando inicié mis estudios en la Facultad de Derecho, varios profesores insistieron en que debíamos conformarnos con aplicar la ley al caso concreto, de tal forma que si el “hecho” acaecido correspondía a la clase de “hechos” previstos por el legislador, la consecuencia prevista en la ley debía ser, sin más, aplicada… Caso cerrado.
Años más tarde entendería que esta visión “lógica” o “formalista” del Derecho era muy insuficiente, porque los casos más interesantes no se “acomodan” al ordenamiento normativamente previsto por el legislador,porque individuos, empresas e instituciones actúan “más allá del Derecho” intentando ampliar sus negocios y crecer en sus vidas.
¿Qué hacemos los árbitros cuando caemos en la …

168,286 visitas a este blog

Iniciamos el blog hace pocos años desde Lima-Perú con la finalidad de compartir información sobre argumentación jurídica, y más recientemente sobre arbitraje nacional.

Gracias por la acogida! Esperamos llegar s las 200,000 visitas para seguir compartiendo información y generando debate, siempre bien argumentado.

Laudos arbitrales y publicidad

Laudos públicos
La semana pasada propusimos que los árbitros nacionales empleen citas tomadas de laudos anteriores para justificar racionalmente la interpretación de la ley, ante casos concretos esencialmente similares.

Dijimos que la razón no radica en que haya una “jurisprudencia arbitral” como fuente de Derecho, sino en que este ejercicio argumentativo supone un esfuerzo por interpretar uniformemente la ley cuando ello es posible. La ley interpretada consistentemente en un número importante de casos similares concreta la vigencia de la seguridad jurídica.
Todos queremos seguridad jurídica. Todos queremos que los cursos de acción que tomamos sean exitosos y, si no lo son ante la aparición de una controversia, que un tribunal nos explique por qué razones una correcta interpretación de la ley no ampara nuestras acciones.
Para que eso sea posible es fundamental que los laudos sean publicados. Aquellos en los que es parte el Estado peruano deben publicarse por imperio de la ley, OSCE es e…

Jurisprudencia arbitral?

La semana pasada en el II seminario de contratación pública y arbitraje celebrado en Lima por el Instituto Peruano de Arbitraje, estuvo dando vueltas la idea de impulsar la llamada “jurisprudencia arbitral”.
La propia expresión supone una contradicción entre términos, pues la jurisprudencia es 1) emitida por jueces, 2) la motivación de las sentencias debe ser conocida públicamente, en la medida en que aporta predictibilidad en una interpretación igualitaria de la ley y 3) se ordena jerárquicamente dicha interpretación, evitando que jueces inferiores se aparten de las interpretaciones abrazadas por un supremo tribunal.
En el arbitraje 1) tenemos árbitros que no son jueces (aunque se sigue discutiendo teóricamente el carácter jurisdiccional o no de la función arbitral), 2) la motivación del laudo permanece bajo el principio de confidencialidad, salvo que las partes autoricen su publicación o el Estado haya sido parte y 3) no existe un tribunal jerárquicamente superior al arbitral (recorde…

Cómo seleccionar a un árbitro

En un congreso de la Cámara de Comercio Internacional, celebrado en Miami la semana pasada, estuve conversando con Manuel Diego Aramburú, árbitro peruano pionero en la materia. El tema de nuestra charla de café fue cómo seleccionar árbitros locales, en particular si el sistema de selección y registro era efectivo.

Él opina que no, en la medida que se piden requisitos basados en entrenamiento que muestren competencias académicas. Eso le parecía insuficiente, pues muchos pueden lograr acreditaciones pero no alcanzar destrezas para tomar decisiones en casos reales. Además, la competencia académica no siempre va de la mano con la calidad moral.
Estoy de acuerdo. El problema no sólo compete al arbitraje, sino mucho más dramáticamente al sistema judicial. Ambos sistemas están enfocados en encontrar competencias intelectuales, pero no emocionales ni morales. La primera condición para ser un tomador de decisiones es la imparcialidad, ¿cómo se mide esa habilidad? Hay poco escrito al respecto y …

El árbitro de parte

La semana pasada un diario informaba que la Municipalidad Provincial de Cajamarca perdió un proceso arbitral con un contratista, razón por la que fue condenado a pagar ocho millones de soles. El medio no informó cuáles fueron las controversias específicas ni qué razonamiento hizo el tribunal, sólo lamentó la condena y sentenció que los cajamarquinos deberían pagar por la incompetencia de la municipalidad.
Lo llamativo del comentario periodístico fue que culpaba del mal resultado no sólo a la municipalidad sino también al árbitro designado por ella, afirmando que él había votado junto a sus colegas al decidir el pago de los ocho millones.
Tal afirmación supone que el árbitro debería comportarse como abogado de la parte que lo designa. De lo contrario sería traidor a la causa de parte. Lamentablemente esta visión la he apreciado varias veces a lo largo de otros procesos arbitrales.
Craso error. De acuerdo al Decreto Legislativo Nº 1071 que norma el arbitraje, el artículo 23-b señala que, d…