Ir al contenido principal

El valor de la tesis universitaria y la educación legal


En el año 1991 el gobierno del señor Fujimori modificó la Ley Universitaria para eliminar el requisito de la elaboración y aprobación de una tesis universitaria para acceder al grado de bachiller. Hoy la Comisión de Educación del actual Congreso de la República ha aprobado la restitución de dicho requisito. ¿Que ha pasado en 22 años sin tesis en las Universidades, en particular en las Facultades de Derecho?

En 1991 fui uno de los últimos estudiantes peruanos que presentó una tesis para obtener el bachillerato en Derecho, al mismo tiempo de iniciar mi carrera como profesor universitario, entre otras materias, en teoría y metodología legal. Puedo decir que en estos 22 años he visto, con horror, la reducción del nivel académico general de las Facultades de Derecho del país, y el nacimiento de muchas más Facultades que no merecen ese nombre. El empobrecimiento del nivel académico se debe, en mucho, a que las y los estudiantes sólo deben aprobar unos cursos (aproximadamente 60) para obtener automáticamente el bachillerato. Y el título de abogado lo obtienen por un sinnúmero de vías, entre ellas, aprobando un simple curso de titulación.

Así, en la mayoría de las universidades ha desaparecido el esfuerzo intelectual y creativo para hacer un aporte a las disciplinas académicas, no hay que hacer un trabajo serio y sostenido para concebir y gestar una tesis, tampoco hay que enfrentar un examen exigente, dirigido por un jurado autónomo (no por un profesor amigable) para aprobar la sustentación de la tesis ni el examen profesional.

Esta "democratización" para acceder a grados y títulos ha tenido como resultado una explosión en el número de abogados que ejercen sólo en Lima (en 22 años se ha triplicado la cantidad de abogados colegiados), y una escandalosa una caída en picada de la calidad de los servicios prestados (Ver: ZUSMAN Shoschana (2012) Manual del buen abogado, Lima: Palestra, PÁSARA, Luis (2005) Los abogados en Lima y la administración de Justicia, Lima: Justicia Viva).

Mi experiencia como profesor universitario indica que facilitar las cosas para que más gente logre un grado universitario, sin condiciones intelectuales ni desarrollo de destrezas propias para el ejercicio de la profesión legal, tales como capacidades lingüísticas, orales, escritas, de planeamiento estratégico, de investigación académica y todas ellas sobre la base de la inteligencia y la disciplina personal, empobrece la profesión, empobrece a los tribunales, empobrece a las empresas y nos termina empobreciendo a todos.

Si el Perú y las y los peruanos queremos ser más competitivos y generar vidas y visiones compartidas más exitosas, debemos remontar la posición 118 en la eficiencia del funcionamiento del marco legal en el ranking de competitividad global (World Economic Forum, Global Competitiveness Report 2012-2013). Para salir de ese puesto escalando posiciones, debemos formar universitarios que en el terreno legal desarrollen las destrezas mencionadas.

La tesis universitaria no es una barrera, una traba, un requisito burocrático más. Es un excelente y prolongado ejercicio para pensar, crear, demostrar, escribir y alegar como corresponde a una sociedad democrática que se respete y que quiera saltar adelante.




Comentarios

Jose R. Nina Cuentas ha dicho que…
Creo que en lugar de fomentar la investigación se está vulgarizando la Tesis. En lugar de obligar a todos a presentar una debería apoyarse a aquellos con verdadera vocación para hacer dicho trabajo. Creo que los más beneficiados de esta medida serán los "asesores" que le venden a uno el trabajo ya hecho en la puerta de las propias universidades. Si las universidades funcionaran correctamente, no habría necesidad de exigir este requisito. No es que esté conforme con el estado actual, pero con esto no va a haber ningún cambio más allá evidenciar en papel aquello que nos falta en las cátedras.
tiburón ha dicho que…
En estos momentos en que se cuestiona la Ley Universitaria, disfrazada de "Autonomía" el "negociado", encubierto por "capacitación" de Cursos de Actualización SIN IMPORTAR SI QUIERES GRADUARTE POR LA MODALIDAD DE SUFICIENCIA EN LA PROFESIÓN (lABORAL), NI QUE CAREZCAS DEL TIEMPO O LOS RECURSOS ECONÓMICOS; ESTÁ ASEGURADA TU TITULACIÓN ( AUNQUE NO APLIQUES LO APRENDIDO) SI PAGAS.
Gracias.

Entradas populares de este blog

Justificación interna y externa de un buen argumento

Me han pedido a propósito de un taller de argumentación en OSIPTEL que proponga un esquema de argumentación que resuma las condiciones mínimas para predicar la fortaleza de una argumentación.

Para ello, tomo aquí la distinción estándar aceptada en las teoría de la argumentación, entre justificación interna y externa.

Una decisión es fuerte y consistente lógicamente cuando tiene justificación interna. Como puede verse en el silogismo del gráfico 1, si la premisa mayor que contiene la norma gobernante del caso es: "el que robe será penado" y la premisa menor que contiene el hecho del caso es: "Juan ha robado", entonces se sigue deductivamente como conclusión que "Juan será penado". No hay otra conclusión posible dadas aquellas dos premisas.

Pero esto no basta, pues aún no hemos demostrado la corrección material de cada una de las premisas, pues esto es propio de la justificación externa. Ahora vean el gráfico 2 seguidamente:


Como puede observarse, en la ju…

Clasificar casos fáciles, difíciles y trágicos, es una tarea judicial?

En junio de 2014 el Consejo Nacional de la Magistratura publicó el precedente 120-2014, con carácter vinculante, después de más de diez años de evaluación sobre los criterios que emplea para medir la calidad de las decisiones de juezas y jueces peruanos.

Tomando como referencia mas de 1,500 procesos de ratificación judicial, evaluación que el Consejo aplica cada siete años a los magistrados para confirmarles o no en sus cargos, el Consejo ha hecho una lista de los errores más frecuentes que suelen cometer, entre ellos destacan los siguientes:
Falta de ordenAusencia de claridadErrores sintácticos y ortográficosRedundanciaIncongruenciaInsuficiencia argumentativaCitas impertinentes de jurisprudencia y doctrinaTranscriben normas sin interpretarlasTranscriben medios probatorios sin valorarlos

Estamos de acuerdo con estos señalamientos. Hace mucho venimos insistiendo en que la calidad de decisiones judiciales debe medirse conforme con los criterios aportados por la teorías de la argumentación …

Caso Llamoja, por qué no mezclar papas con camotes

En el famoso caso Giuliana LLAMOJA HILARES, nuestro Tribunal Constitucional fijó en el año 2008 la lista de malas prácticas en que jueces peruanos incurren respecto al deber de motivación judicial[1].
El fundamento siete de dicha sentencia (expediente 728-2008/HC/TC) consigna seis errores frecuentes de motivación, a saber:
a)Inexistencia o motivación aparente, b)Falta de motivación interna, c)Deficiencia de motivación externa, d)Motivación insuficiente, e)Motivación sustancialmente incongruente, f)Motivación cualificada.
Para entender esta clasificación, la misma que no pretende hacer distinciones lógicas sino simplemente es una lista de malos ejemplos y errores a evitar, es fundamental entender la distinción básica entre justificación interna y justificación externa de un argumento jurídico.
Para decirlo en muy pocas palabras, la justificación interna equivale a la estructura lógica del argumento. Toda decisión judicial que afecte la esfera jurídica de un ciudadano o ciudadana debe seguir nec…