Ir al contenido principal

¿Por qué no podemos retener talento en el sistema judicial peruano?

Esta mañana me encontré con un excelente magistrado superior de Lima, con 16 años de servicio destacado en el Poder Judicial. Fue un vocal superior particularmente inteligente, Presidente de la Corte de Lima en momentos àlgidos de la lucha anticorrupción, lideró uno de los nuevos sub sistemas judiciales que descongestionó el servicio judicial y quien incluso accedió a la Corte Suprema.

Estudió maestrías, publicó y bregó por la modernización judicial todos estos años. Lideró el movimiento de Jueces para la Justicia y la Democracia. Peleó a fondo desde dentro para adecentar la casa. Pero no encontró acogida.

¿El resultado?, salir del sistema judicial y volver después de muchos años a la actividad privada, como integrante de un prestigioso Estudio de Abogados... "Las cosas no las puede empujar uno solo" me dijo en el estacionamiento, "uno se cansa". Efectivamente, la frustración es humana, y las luchas quijotescas, las más de las veces son insostenibles.

Esta no es la primera vez que veo pérdidas de este tipo. ¿Por qué el sistema judicial peruano no es capaz de retener el talento?, ¿por qué no somos capaces de modernizar desde dentro el servicio judicial?, ¿por qué el conformismo y la inercia nos tienen casi paralizados?

A pesar de liderazgos brillantes, sin la participación de un sector suficientemente crítico de la judicatura peruana, ningún cambio positivo será permanente. Hay que empezar por casa, renovando nuestras actitudes y nuestras expectativas para saber hasta dónde podemos llegar en la satisfacción de la sed de justicia de nuestra sociedad.

Si no lo hacemos, somos parte del problema, tal vez el centro del mismo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Justificación interna y externa de un buen argumento

Me han pedido a propósito de un taller de argumentación en OSIPTEL que proponga un esquema de argumentación que resuma las condiciones mínimas para predicar la fortaleza de una argumentación.

Para ello, tomo aquí la distinción estándar aceptada en las teoría de la argumentación, entre justificación interna y externa.

Una decisión es fuerte y consistente lógicamente cuando tiene justificación interna. Como puede verse en el silogismo del gráfico 1, si la premisa mayor que contiene la norma gobernante del caso es: "el que robe será penado" y la premisa menor que contiene el hecho del caso es: "Juan ha robado", entonces se sigue deductivamente como conclusión que "Juan será penado". No hay otra conclusión posible dadas aquellas dos premisas.

Pero esto no basta, pues aún no hemos demostrado la corrección material de cada una de las premisas, pues esto es propio de la justificación externa. Ahora vean el gráfico 2 seguidamente:


Como puede observarse, en la ju…

Clasificar casos fáciles, difíciles y trágicos, es una tarea judicial?

En junio de 2014 el Consejo Nacional de la Magistratura publicó el precedente 120-2014, con carácter vinculante, después de más de diez años de evaluación sobre los criterios que emplea para medir la calidad de las decisiones de juezas y jueces peruanos.

Tomando como referencia mas de 1,500 procesos de ratificación judicial, evaluación que el Consejo aplica cada siete años a los magistrados para confirmarles o no en sus cargos, el Consejo ha hecho una lista de los errores más frecuentes que suelen cometer, entre ellos destacan los siguientes:
Falta de ordenAusencia de claridadErrores sintácticos y ortográficosRedundanciaIncongruenciaInsuficiencia argumentativaCitas impertinentes de jurisprudencia y doctrinaTranscriben normas sin interpretarlasTranscriben medios probatorios sin valorarlos

Estamos de acuerdo con estos señalamientos. Hace mucho venimos insistiendo en que la calidad de decisiones judiciales debe medirse conforme con los criterios aportados por la teorías de la argumentación …

Caso Llamoja, por qué no mezclar papas con camotes

En el famoso caso Giuliana LLAMOJA HILARES, nuestro Tribunal Constitucional fijó en el año 2008 la lista de malas prácticas en que jueces peruanos incurren respecto al deber de motivación judicial[1].
El fundamento siete de dicha sentencia (expediente 728-2008/HC/TC) consigna seis errores frecuentes de motivación, a saber:
a)Inexistencia o motivación aparente, b)Falta de motivación interna, c)Deficiencia de motivación externa, d)Motivación insuficiente, e)Motivación sustancialmente incongruente, f)Motivación cualificada.
Para entender esta clasificación, la misma que no pretende hacer distinciones lógicas sino simplemente es una lista de malos ejemplos y errores a evitar, es fundamental entender la distinción básica entre justificación interna y justificación externa de un argumento jurídico.
Para decirlo en muy pocas palabras, la justificación interna equivale a la estructura lógica del argumento. Toda decisión judicial que afecte la esfera jurídica de un ciudadano o ciudadana debe seguir nec…