Ir al contenido principal

Ratificaciones y Calidad de la Corte Suprema



Recientemente el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) ha convocado a nuevo proceso de ratificación de jueces de la Corte Suprema (ver www.cnm.gob.pe). A ellos aplicará la tabla de puntuación que sigue, respecto a la calidad de sus decisiones:


a.       La comprensión del problema jurídico y la claridad de su exposición. En su caso y cuando corresponda sólo se evalúa claridad de la exposición en el acta o documento correspondiente.
b.   La coherencia lógica y solidez de la argumentación utilizada para sustentar la tesis que se acepta y refutar la que se rechaza. En su caso y cuando corresponda sólo se evalúa la coherencia lógica de las situaciones que se describan o consignen en el acta o documento correspondiente.
c.     La congruencia procesal. En su caso y cuando corresponda sólo se evalúa la descripción de las conclusiones o cierre del acta o documento.
d.  La fundamentación jurídica con la cita de las disposiciones legales correspondientes y, en su caso las disposiciones legales que facultan su actuación en el acta o documento correspondiente. Asimismo se valora el manejo de jurisprudencia pertinente al caso y la necesidad de utilizarla o invocarla según la complejidad o no del caso concreto. (Énfasis nuestro).

El resultado óptimo de acuerdo a los criterios descritos, es 5 puntos por cada resolución. En la medida en que el magistrado evaluado presenta 16 resoluciones, el puntaje soñado es 80 puntos.

Claridad, coherencia, solidez, congruencia, cita de disposiciones legales y jurisprudencia, son los indicadores a observar para ver si la pieza tiene o no calidad. Ya he tenido oportunidad de desarrollar estos indicadores en otro lugar[1], sólo debo mencionar que necesitamos claridad (un lenguaje del siglo XXI por favor), coherencia y congruencia que no desafíen la lógica básica de proposiciones y solidez, solidez, solidez argumentativa, lo que pasa no sólo por mencionar las normas que gobiernan el caso, sino por interpretarlas y decir por qué razones legales, jurisprudenciales o doctrinales esa interpretación es mejor que las demás[2].

Los criterios que informan esta aritmética ya han sido empleados en procesos de ratificación anterior. Entiendo que el CNM pondrá una particular exigencia en el cumplimiento de los mismos, dado que la magistratura suprema, como su nombre lo indica, debe tener la mayor calidad posible precisamente en el ofrecimiento de sus productos: las decisiones que adopta cotidianamente.

Sin embargo, debe tenerse presente que, mientras un supremo tribunal como la Corte Suprema de los Estados Unidos de América resuelve un promedio de 70 casos al año, la Corte peruana resuelve, de acuerdo a mis estimaciones basadas en estadística publicada por la propia Corte, más de 30,000 casos al año[3].
Basado en la información de la nota anterior, tomada del año 2010, tenemos:


Sala Civil Permanente
Sala Civil Transitoria
Sala Constitucional Permanente
Sala Constitucional Transitoria
Promedio/Sala
Enero
249
243
540
702
433
Marzo
400
394
511
1072
594
Abril
270
259
581
568
419

Asumamos por un momento que, como no está publicada la información de las Salas Penales (una permanente y 2 transitorias), la carga de casos resueltos (promedio mensual) de cada Sala de la Suprema es de 400 casos (ratio menor a los consignados en la tabla anterior).  400 casos por 7 Salas arroja 2,800 casos al mes… Considerando 11 meses de trabajo efectivo (pues no cuenta la vacación judicial de febrero), esta proyección nos lleva a: ¡30,800 casos al año!

A pesar del auxilio de 2 asesores por cada magistrado, la cantidad de argumentadores entre el número de casos totales genera muy escasas horas/hombre para el análisis de cada caso. Si esto no se corrige mediante un sistema de jurisprudencia realmente vinculante, no se podrá llegar al nivel de calidad que quisiéramos ver en las decisiones cotidianas de la nuestra más alta Corte.

Hay otros factores que son realmente esenciales para la buena argumentación jurídica hoy: no sólo personal muy bien formado jurídicamente, sino accedo a lo mejor de la tecnología de la información y las comunicaciones (TIC). Los gobiernos, empresas y personas de muchos lugares del mundo los emplean para elevar su productividad y calidad de desempeño.

El acceso irrestricto a internet es crítico. Hoy un argumentador no puede trabajar sin acceso a jurisprudencia en línea de fuentes nacionales e internacionales, catálogos bibliográficos en línea, revistas electrónicas y bases de dato a texto íntegro, blogs de comentaristas o doctrinarios, páginas de centros de investigación y gubernamentales, herramientas como diccionarios en línea, organizador de citas bibliográficas, redes sociales, correo electrónico y conferencias en línea, wikis y, en general, navegadores en la web. ¿Cuánto cuesta este acceso? Con equipamiento actualizado y un buen ancho de banda, el costo de acceso es normalmente gratuito.

El proyecto impulsado por el presidente actual de la Corte Suprema, para tener finalmente en el Perú un expediente ya no de papel (por favor, dejemos de matar árboles) sino plenamente digital, con los beneficios en gestión de documentos y notificación electrónica expeditiva, es alentador[4].

Capacidades profesionales con liderazgo institucional, tiempo suficiente y condiciones de trabajo en la era de la sociedad de la información, harán de la Corte Suprema un foco que irradie auténticas políticas judiciales que, en resumidas cuentas, se verán en la calidad, autoridad y obligatoriedad de su jurisprudencia.


[1] Ver Manual de Redacción de Resoluciones Judiciales, Lima: Academia de la Magistratura con apoyo de JUSPER, 2008.  174 pp. Puede descargarse en la web: www.amag.edu.pe.
[2] El estándar actual de los errores que deben evitarse en la argumentación judicial está descrito en el caso Giuliana Llamaja resuelto en octubre de 2008 por el Tribunal Constitucional. Ver fundamento 7: http://www.tc.gob.pe/jurisprudencia/2008/00728-2008-HC.html.
[3] Ver en cada pestaña de cada Sala de la Corte Suprema, la pestaña “estadísticas”, en: http://historico.pj.gob.pe/CorteSuprema/SalasSupremas/SalasSupremas.asp. hay información sobre expedientes resueltos de las Salas Civiles y las Salas Constitucionales, no de las Penales.
[4] Ver plan de gobierno del Poder Judicial de don César San Martín Castro para el período 2011-2012, en: http://cesarsanmartin.pe/pdf/CorteSuprema_documentos_PLAN_TRABAJO_SAN_MARTIN_151110.pdf.

Comentarios

sylvia ha dicho que…
En relación a este tema, corresponde señalar que constituyen lineamientos para la formulación de las resoluciones judiciales, que también debe aplicarse en las decisiones fiscales, teniendo en cuenta que lo fundamental consiste en la claridad, coherencia, suficiencia argumentativa y solidez de la misma, y que lo recomendable es que sean observados por todos los niveles de la Magistratura; por ejemplo lo relativo a la coherencia de la argumentación, así como la claridad de la misma, mediante el uso del lenguaje jurídico apropiado sería deseable que sea observado aun por el nivel inicial de la carrera judicial.

Entradas populares de este blog

OCMA, defecto de motivación y disciplina judicial

En la investigación  239-2014 Del Santa , publicada en enero de 2016, OCMA ha pedido la destitución de juez Abel Ever Gutiérrez Aponte por inexistencia de motivación, motivación aparente e insuficiente en tres decisiones adoptadas en el marco de un proceso penal. En dicho proceso estuvo involucrado el señor César Álvarez, entre otros cómplices, ex presidente regional de Ancash, por un sonado caso de corrupción.

El ex presidente regional  se excluyó de dicho proceso penal al ganar una acción de habeas corpus. En las tres resoluciones que firmó el juez Gutierrez, él consideró que si el señor Álvarez, acusado como autor de los delitos investigados ya no estaba en el caso penal, no podría continuar el caso contra los acusados como cómplices. Este argumento, apreciado individualmente, no luce descabellado.

Pero la fiscalía promovió una apelación al discrepar de la motivación del juez Gutierrez, por lo que la Sala Penal decidió que había otros elementos en el marco de la investigación prel…

Justificación interna y externa de un buen argumento

Me han pedido a propósito de un taller de argumentación en OSIPTEL que proponga un esquema de argumentación que resuma las condiciones mínimas para predicar la fortaleza de una argumentación.

Para ello, tomo aquí la distinción estándar aceptada en las teoría de la argumentación, entre justificación interna y externa.

Una decisión es fuerte y consistente lógicamente cuando tiene justificación interna. Como puede verse en el silogismo del gráfico 1, si la premisa mayor que contiene la norma gobernante del caso es: "el que robe será penado" y la premisa menor que contiene el hecho del caso es: "Juan ha robado", entonces se sigue deductivamente como conclusión que "Juan será penado". No hay otra conclusión posible dadas aquellas dos premisas.

Pero esto no basta, pues aún no hemos demostrado la corrección material de cada una de las premisas, pues esto es propio de la justificación externa. Ahora vean el gráfico 2 seguidamente:


Como puede observarse, en la ju…

Clasificar casos fáciles, difíciles y trágicos, es una tarea judicial?

En junio de 2014 el Consejo Nacional de la Magistratura publicó el precedente 120-2014, con carácter vinculante, después de más de diez años de evaluación sobre los criterios que emplea para medir la calidad de las decisiones de juezas y jueces peruanos.

Tomando como referencia mas de 1,500 procesos de ratificación judicial, evaluación que el Consejo aplica cada siete años a los magistrados para confirmarles o no en sus cargos, el Consejo ha hecho una lista de los errores más frecuentes que suelen cometer, entre ellos destacan los siguientes:
Falta de ordenAusencia de claridadErrores sintácticos y ortográficosRedundanciaIncongruenciaInsuficiencia argumentativaCitas impertinentes de jurisprudencia y doctrinaTranscriben normas sin interpretarlasTranscriben medios probatorios sin valorarlos

Estamos de acuerdo con estos señalamientos. Hace mucho venimos insistiendo en que la calidad de decisiones judiciales debe medirse conforme con los criterios aportados por la teorías de la argumentación …