Ir al contenido principal

Las tesis en Derecho siguen escaseando

Como adelanté en un artículo anterior, las tesis en Derecho, en especial las de maestrías y doctorados, siguen muy escasas en las universidades peruanas.

Sólo para citar un ejemplo, de los 1,234 egresados de 8 maestrías en Derecho que la Pontificia Universidad Católica ofrece desde la década de los 90s, a junio de 2010 sólo habían logrado graduarse luego de superar la defensa oral de la tesis, 120 alumnos. Según esta ratio, 1 de cada 10 egresados logra superar con éxito esta exigencia de la Ley Universitaria. No tengo razones para pensar que en otras Escuelas de Graduados esta ratio sea mejor.

¿Por qué sucede esto? Para empezar, porque una vez completados los estudios, los egresados se alejan del programa de postgrado y, al no tener contacto con las fuentes de información ni los expertos en el área de investigación, no cuentan con las condiciones para hacer la investigación.

Tampoco cuentan con los apoyos financieros que en el mundo desarrollado suele dar el gobierno a los investigadores doctorales. Recordemos que el Perú es uno de los últimos países de la región en dedicar un porcentaje del PBI en investigación.

Y el factor más relevante: nuestros egresados no cuentan con la disciplina intelectual para "robar" horas de cada día y dedicarse a desarrollar la tesis.

Sin asesoría, bibliotecas bien nutridas y actualizadas, apoyo financiero ni tiempo, es casi utópico exigir investigación de gran calaje. Los profesores de las unidades de postgrado debemos entenderlo de una buena vez, para pedir a los egresados un esfuerzo razonable de cara a sus escasos recursos, tal vez al estilo de una tesina europea: 50 páginas de investigación que muestren algún aporte relevante para la disciplina.

No hacer la tesis condena al egresado a perder tiempo, dinero, esfuerzo y otros recursos en un intento vano por alcanzar el postgrado. Condena a las universidades a no aportar con investigación relevante para el país, y a practicamente desaparecer de los rankings internacionales universitarios. Condena también a los programas de postgrado que no cuentan con suficientes profesores con posesión del grado, y condena al país privándolo de una élite académica disciplinada y creativa.

Todos perdemos...
¿Se anima a hacer la tesis de postgrado a pesar de todo esto?

Comentarios

derhumafadeupt ha dicho que…
El problema de no concretar una tesis es la conjunción de varios factores que muy bien ha explicado el profesor Ricardo León Pastor. Creo entender además, que esta realidad puede empezar a cambiar, ¿cómo así? partiendo de un cambio de actitud de quienes nos encontramos en el dilema de culminar una tesis. Ese cambio de actitud representa un problema de "poder" hacer, de "querer" hacer, frente a los no pocos obstáculos que se presentan en el camino. Hay que tener el "coraje" y la "valentía" de enfrentar esos obstáculos.
Yamile ha dicho que…
Interesante punto de debate lo referente a la escasez de tesis especialmente en Postgrado. Pues, si nos ponemos a pensar la primera dificultad que ya encontramos en la elaboración de una tesis es el temor a no culminar el trabajo, habiendo perdido tiempo y dinero sin llegar a obtener los resultados tangibles del avance de la investigación; considerando a demás que existe una gran desmotivación por parte del egresado; pues además de la falta de bibliografía a la mano, debemos considerar el tiempo que se debe dedicar en la elaboración de una tesis, el cual se ve confrontado con las propias contradicciones personales, laborales, económicas y emocionales por la que atraviesa una persona en la vida.
Por ello la motivación es lo primero con lo que debe contar todo tesista; es decir lograr despertar el interés intelectual a través de la automotivación y del apoyo institucional de la Universidad, brindándole la efectiva, necesaria y oportuna asesoría metodológica al egresado.
Gracias,
Yamile Berrios
Comparto con usted que se debe tener conciencia plena de las limitaciones tanto personales como del nuestro entorno inmediato y no tan inmediato para hacer la tesis. Del mismo modo lleva implicito el mensaje de asumir esas dificultades para dar los pasos siguientes en forma resolutiva. Esto es vital si queremos llegar a la meta.

Entradas populares de este blog

OCMA, defecto de motivación y disciplina judicial

En la investigación  239-2014 Del Santa , publicada en enero de 2016, OCMA ha pedido la destitución de juez Abel Ever Gutiérrez Aponte por inexistencia de motivación, motivación aparente e insuficiente en tres decisiones adoptadas en el marco de un proceso penal. En dicho proceso estuvo involucrado el señor César Álvarez, entre otros cómplices, ex presidente regional de Ancash, por un sonado caso de corrupción.

El ex presidente regional  se excluyó de dicho proceso penal al ganar una acción de habeas corpus. En las tres resoluciones que firmó el juez Gutierrez, él consideró que si el señor Álvarez, acusado como autor de los delitos investigados ya no estaba en el caso penal, no podría continuar el caso contra los acusados como cómplices. Este argumento, apreciado individualmente, no luce descabellado.

Pero la fiscalía promovió una apelación al discrepar de la motivación del juez Gutierrez, por lo que la Sala Penal decidió que había otros elementos en el marco de la investigación prel…

Justificación interna y externa de un buen argumento

Me han pedido a propósito de un taller de argumentación en OSIPTEL que proponga un esquema de argumentación que resuma las condiciones mínimas para predicar la fortaleza de una argumentación.

Para ello, tomo aquí la distinción estándar aceptada en las teoría de la argumentación, entre justificación interna y externa.

Una decisión es fuerte y consistente lógicamente cuando tiene justificación interna. Como puede verse en el silogismo del gráfico 1, si la premisa mayor que contiene la norma gobernante del caso es: "el que robe será penado" y la premisa menor que contiene el hecho del caso es: "Juan ha robado", entonces se sigue deductivamente como conclusión que "Juan será penado". No hay otra conclusión posible dadas aquellas dos premisas.

Pero esto no basta, pues aún no hemos demostrado la corrección material de cada una de las premisas, pues esto es propio de la justificación externa. Ahora vean el gráfico 2 seguidamente:


Como puede observarse, en la ju…

Clasificar casos fáciles, difíciles y trágicos, es una tarea judicial?

En junio de 2014 el Consejo Nacional de la Magistratura publicó el precedente 120-2014, con carácter vinculante, después de más de diez años de evaluación sobre los criterios que emplea para medir la calidad de las decisiones de juezas y jueces peruanos.

Tomando como referencia mas de 1,500 procesos de ratificación judicial, evaluación que el Consejo aplica cada siete años a los magistrados para confirmarles o no en sus cargos, el Consejo ha hecho una lista de los errores más frecuentes que suelen cometer, entre ellos destacan los siguientes:
Falta de ordenAusencia de claridadErrores sintácticos y ortográficosRedundanciaIncongruenciaInsuficiencia argumentativaCitas impertinentes de jurisprudencia y doctrinaTranscriben normas sin interpretarlasTranscriben medios probatorios sin valorarlos

Estamos de acuerdo con estos señalamientos. Hace mucho venimos insistiendo en que la calidad de decisiones judiciales debe medirse conforme con los criterios aportados por la teorías de la argumentación …