Ir al contenido principal

¿Los Jueces pueden reinventarse?

Un juez experimentado me dijo esta mañana que había tenido muchos problemas con la estadística de su Corte, que había notado que estaba sumamente inflada por los jueces que así, pretendían mostrar una eficiencia que no representaba su ritmo real de trabajo.
Me dijo “doctor, los jueces son muy conservadores y timoratos, y están acostumbrados a mentir con estadísticas, realmente no quieren cambiar su ritmo y estilo de trabajo”. Esto me lo confirmó una hora después una alta autoridad del sector. Recordé inmediatamente una conversación que años antes tuve con un reconocido jurista, maestro universitario por 50 años, con mucha experiencia política y conocedor de las virtudes y miserias humanas. Me dijo “la reforma judicial no tuvo ni tendrá ningún efecto en el país, siempre seguiremos igual, dando vueltas sobre los mismos problemas sin poder resolverlos”.
Por la noche leía un libro sobre cómo internet ha impactado en el trabajo periodístico. Los autores insistían en que este impacto no puede pensarse siguiendo cánones clásicos de re-uso, las viejas fórmulas y las viejas críticas simplemente ya no servían. Debían inventarse nuevas formas de abordar la profesión para aprovechar la potencia de las nuevas herramientas informáticas, que estaban convirtiéndose en la apertura hacia nuevos paradigmas. Recordé a otro autor que insistía hace unos meses en que internet estaba modificando la forma en que nuestros cerebros hacen circuitos neurológicos, los que dan origen al pensamiento humano.
Me pregunto si lo que hace falta en la renovación del Estado y sus servicios clásicos, entre ellos la administración de justicia, es transitar hacia nuevos paradigmas, no seguir haciendo lo mismo sino que, contando con sangre nueva en nuevos perfiles profesionales, hagamos las cosas de manera totalmente nueva… Que hagamos nuevos circuitos neuronales, que nos reinventemos…

Ricardo@LeonPastor.com

Comentarios

Nora ha dicho que…
Los magistrados debemos reinventarnos. Es verdad que existe desidida, pero creo que no se trata únicamente de esfuerzos individuales y aislados, ni de cambios procesales (algunos ya se han dado) sino de cambios más profundos en el Sistema de Justicia, que pasa necesariamente por una verdadera autonomía económica. Sin embargo La Justicia requiere de cambios sociales para que los justiciables se sientan realmente atendidos. De nada sirve una sentencia justa, impecablemente motivada, con la celeridad debida, si resulta inejecutable (ejemplos hay miles). Mientras tanto nos queda, eso sí, por ahora, la terca reinvención.

Entradas populares de este blog

Justificación interna y externa de un buen argumento

Me han pedido a propósito de un taller de argumentación en OSIPTEL que proponga un esquema de argumentación que resuma las condiciones mínimas para predicar la fortaleza de una argumentación.

Para ello, tomo aquí la distinción estándar aceptada en las teoría de la argumentación, entre justificación interna y externa.

Una decisión es fuerte y consistente lógicamente cuando tiene justificación interna. Como puede verse en el silogismo del gráfico 1, si la premisa mayor que contiene la norma gobernante del caso es: "el que robe será penado" y la premisa menor que contiene el hecho del caso es: "Juan ha robado", entonces se sigue deductivamente como conclusión que "Juan será penado". No hay otra conclusión posible dadas aquellas dos premisas.

Pero esto no basta, pues aún no hemos demostrado la corrección material de cada una de las premisas, pues esto es propio de la justificación externa. Ahora vean el gráfico 2 seguidamente:


Como puede observarse, en la ju…

Clasificar casos fáciles, difíciles y trágicos, es una tarea judicial?

En junio de 2014 el Consejo Nacional de la Magistratura publicó el precedente 120-2014, con carácter vinculante, después de más de diez años de evaluación sobre los criterios que emplea para medir la calidad de las decisiones de juezas y jueces peruanos.

Tomando como referencia mas de 1,500 procesos de ratificación judicial, evaluación que el Consejo aplica cada siete años a los magistrados para confirmarles o no en sus cargos, el Consejo ha hecho una lista de los errores más frecuentes que suelen cometer, entre ellos destacan los siguientes:
Falta de ordenAusencia de claridadErrores sintácticos y ortográficosRedundanciaIncongruenciaInsuficiencia argumentativaCitas impertinentes de jurisprudencia y doctrinaTranscriben normas sin interpretarlasTranscriben medios probatorios sin valorarlos

Estamos de acuerdo con estos señalamientos. Hace mucho venimos insistiendo en que la calidad de decisiones judiciales debe medirse conforme con los criterios aportados por la teorías de la argumentación …

Caso Llamoja, por qué no mezclar papas con camotes

En el famoso caso Giuliana LLAMOJA HILARES, nuestro Tribunal Constitucional fijó en el año 2008 la lista de malas prácticas en que jueces peruanos incurren respecto al deber de motivación judicial[1].
El fundamento siete de dicha sentencia (expediente 728-2008/HC/TC) consigna seis errores frecuentes de motivación, a saber:
a)Inexistencia o motivación aparente, b)Falta de motivación interna, c)Deficiencia de motivación externa, d)Motivación insuficiente, e)Motivación sustancialmente incongruente, f)Motivación cualificada.
Para entender esta clasificación, la misma que no pretende hacer distinciones lógicas sino simplemente es una lista de malos ejemplos y errores a evitar, es fundamental entender la distinción básica entre justificación interna y justificación externa de un argumento jurídico.
Para decirlo en muy pocas palabras, la justificación interna equivale a la estructura lógica del argumento. Toda decisión judicial que afecte la esfera jurídica de un ciudadano o ciudadana debe seguir nec…