Ir al contenido principal


Argumentación y Litigación Oral
Ricardo León Pastor.
Conferencia Corte Superior de Justicia del Callao, 4 de Julio, 2007
rleon@lpafirma.com

La litigación es una técnica en el marco de un proceso
El proceso judicial es un MÉTODO ORAL de toma de decisiones en el entorno de una crisis, donde la información es siempre limitada y generalmente contradictoria.
En él las partes deben PROBAR su teoría del caso.
Los litigantes deben provocar convicción ORALMENTE y no aspirar a probar "la verdad" de los hechos alegados (lo qu eal menos históricamente no es posible).
Los abogados deben controlar la pertinencia y calidad de la información ventilada en el juicio.

De la argumentación escrita a la argumentación oral
Pasamos de enfocarnos en el expediente a enfocarnos al juicio oral.
Pasamos de escribir argumentos más o menos ampulosos a persuadir con técnicas de litigación en la transparencia del debate oral.
Pasamos de litigar masivamente a litigar sólo los casos ganadores.
Pasamos de una posición reactiva a una posición estratégica y planificada.

¿De qué se trata cuando vamos a juicio?
Se trata de GANAR EL JUICIO.
No tiene sentido plantear denuncias que no tienen sustento adecuado, relevante y ganador.
Si presentamos una denuncia débil, perderemos el caso.
Si perdemos el caso, nos desprestigiamos.
Si nos desprestigiamos, no seremos reconocidos como litigantes competentes.

La importancia de la TEORÍA DEL CASO
La teoría del caso es nuestro particular punto de vista sobre lo que pasó, nuestra versión.
Se integra por una teoría jurídica y proposiciones de hecho que se subsumen en dicha teoría.
Es el centro de todo el caso, todo examen, contra examen y alegato debe respaldarse en ella.
Debe contar con coherencia interna y externa para apuntar a la CREDIBILIDAD.

Alegato inicial del caso
Presente a las partes en conflicto.
Presente la escena del caso.
Presente su TEORÍA DEL CASO: el tema y cómo sucedieron los hechos.
Establezca la base legal de culpabilidad.
Pida un fallo a su favor.
Todo expuesto con técnica persuasiva.

La litigación oral como parte de la actividad probatoria
La litigación debe estar orientada por la teoría del caso.
Debe ser concebida como una estrategia orientada a fines concretos, por lo tanto debe ser flexible.
Debe ser muy persuasiva para aclarar los puntos fuertes del litigante.
Debe ser completamente oral, los documentos "no hablan por sí mismos" deben ser puestos en contexto y los testigos deben darles significación.

Procedimiento de introducción de evidencia
Identificar el documento u objeto a introducir.
Mostrarlo a la contraparte.
Mostrarlo al declarante.
Probar su relevancia mediante preguntas al declarante.
Mostrárselo al juez para su examen.

El interrogatorio en la litigación oral
Es la forma de comprobar las hipótesis contenidas en la teoría del caso. Las preguntas deben orientarse a este objetivo.
Supone una alta dosis de preparación sobre la teoría del caso y las pruebas disponibles.
Se rige por principios de contradicción e información fidedigna y clara.

Reglas para un buen interrogatorio
Sea breve. Haga preguntas abiertas, cortas y directas.
Esté calmado. No pelee con el declarante.
Sea modesto.
Escuche atentamente toda la respuesta.
No pregunte si no adelanta una respuesta.
Prepárese para las malas respuestas.
Jamás pregunte ¿por qué?
Tenga siempre "controles" (declaraciones, documentos, procedimientos).

Alegato final
Presente nuevamente su teoría del caso.
Presente los temas y lo que sucedió respaldado en la EVIDENCIA.
Establezca la base legal de culpabilidad o inocencia.
Refute la teoría de la parte opuesta.
Pida un fallo a su favor.

Agradeceremos comentarios a:
http://razonandolaley.blogspot.com/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Justificación interna y externa de un buen argumento

Me han pedido a propósito de un taller de argumentación en OSIPTEL que proponga un esquema de argumentación que resuma las condiciones mínimas para predicar la fortaleza de una argumentación.

Para ello, tomo aquí la distinción estándar aceptada en las teoría de la argumentación, entre justificación interna y externa.

Una decisión es fuerte y consistente lógicamente cuando tiene justificación interna. Como puede verse en el silogismo del gráfico 1, si la premisa mayor que contiene la norma gobernante del caso es: "el que robe será penado" y la premisa menor que contiene el hecho del caso es: "Juan ha robado", entonces se sigue deductivamente como conclusión que "Juan será penado". No hay otra conclusión posible dadas aquellas dos premisas.

Pero esto no basta, pues aún no hemos demostrado la corrección material de cada una de las premisas, pues esto es propio de la justificación externa. Ahora vean el gráfico 2 seguidamente:


Como puede observarse, en la ju…

Clasificar casos fáciles, difíciles y trágicos, es una tarea judicial?

En junio de 2014 el Consejo Nacional de la Magistratura publicó el precedente 120-2014, con carácter vinculante, después de más de diez años de evaluación sobre los criterios que emplea para medir la calidad de las decisiones de juezas y jueces peruanos.

Tomando como referencia mas de 1,500 procesos de ratificación judicial, evaluación que el Consejo aplica cada siete años a los magistrados para confirmarles o no en sus cargos, el Consejo ha hecho una lista de los errores más frecuentes que suelen cometer, entre ellos destacan los siguientes:
Falta de ordenAusencia de claridadErrores sintácticos y ortográficosRedundanciaIncongruenciaInsuficiencia argumentativaCitas impertinentes de jurisprudencia y doctrinaTranscriben normas sin interpretarlasTranscriben medios probatorios sin valorarlos

Estamos de acuerdo con estos señalamientos. Hace mucho venimos insistiendo en que la calidad de decisiones judiciales debe medirse conforme con los criterios aportados por la teorías de la argumentación …

Caso Llamoja, por qué no mezclar papas con camotes

En el famoso caso Giuliana LLAMOJA HILARES, nuestro Tribunal Constitucional fijó en el año 2008 la lista de malas prácticas en que jueces peruanos incurren respecto al deber de motivación judicial[1].
El fundamento siete de dicha sentencia (expediente 728-2008/HC/TC) consigna seis errores frecuentes de motivación, a saber:
a)Inexistencia o motivación aparente, b)Falta de motivación interna, c)Deficiencia de motivación externa, d)Motivación insuficiente, e)Motivación sustancialmente incongruente, f)Motivación cualificada.
Para entender esta clasificación, la misma que no pretende hacer distinciones lógicas sino simplemente es una lista de malos ejemplos y errores a evitar, es fundamental entender la distinción básica entre justificación interna y justificación externa de un argumento jurídico.
Para decirlo en muy pocas palabras, la justificación interna equivale a la estructura lógica del argumento. Toda decisión judicial que afecte la esfera jurídica de un ciudadano o ciudadana debe seguir nec…